17 de mayo de 2018

LLEGADA DEL CONTENEDOR A PICOTA

Nos informa el padre D. Francisco Granados Lara que el contenedor, que el pasado 17 de marzo salió con destino a la misión diocesana de Picota en Perú, lo recibieron ayer, miércoles 16 de mayo, en perfectas condiciones.

D. Francisco Granados y D. Francisco Delgado dan las gracias a todas la personas que, de una u otra forma, han colaborado y hecho posible este proyecto. Con un agradecimiento especial a la Fundación  Bangassou, a la Parroquia de la Inmaculada de Benamejí, a la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Lucena, a la parroquia de Ntra. Sra. de la Esperanza de Córdoba y a la Delegación Diocesana de Misiones de Córdoba.









9 de mayo de 2018

«ENVÍO MISIONERO» 27 DE MAYO DE 2018

El próximo domingo 27 de mayo, a las 12:00 horas, durante la celebración de la santa Misa en la Catedral de Córdoba, el Sr. Obispo, D. Demetrio Fernández, realizará el Envío de los misioneros que irán este verano a la misión diocesana de Picota en Perú y a la misión de Paraguarí en Paraguay.

En este acto misionero serán enviados a la misión de Picota el sacerdote D. Rafael Prados Godoy, que va destinado durante varios años a esta misión diocesana, y dos grupos de laicos; uno formado por jóvenes de la Parroquia de Cristo Rey que partirá a la misión el 9 de julio y otro organizado por la Delegación Diocesana de Misiones de Córdoba que saldrá el 18 de julio.

También será enviado hacia la misión de Paraguarí otro grupo de la Delegación Diocesana de Misiones que partirá el 14 de julio.

23 de abril de 2018

VII MARCHA MISIONERA DIOCESANA «SÚBETE AL PERDÓN» (con todas las fotos)

Con el lema «Súbete al Perdón», 600 jóvenes llegados de todos los puntos de la diócesis se han dado cita, este pasado sábado 21 de abril, en la aldea de Cordobilla para realizar la VII Marcha Misionera Diocesana de Córdoba que organiza la Delegación Diocesana de Misiones en colaboración con la Delegación de Catequesis, la Delegación de Juventud y el Seminario Mayor San Pelagio.

Eran las 10:15 horas de la mañana cuando jóvenes de la Delegación de Misiones y voluntarios de Puente Genil recibían y entregaban a los grupos de peregrinos las pañoletas con diferentes colores que representan a los cinco continentes, símbolo de la Iglesia misionera.

La jornada arrancaba, tras un saludo del padre javeriano Rolando Ruiz Durán, responsable de la organización de la Marcha Misionera, con una oración preparada por D. Miguel David Pozo donde un grupo de jóvenes escenificaban la vida de Santa Josefina Bakhita que a pesar de haber tenido una vida dura marcada por la esclavitud tenía un corazón lleno de amor incluso para los que le habían hecho tanto daño.

Sumaila Dumbia, un joven inmigrante de 21 años procedente de Mali, nos narraba su vida y su decisión de hacerse cristiano y la necesidad de buscar y conocer a Dios. Nos decía que muchos jóvenes de Europa llevan una cruz pero no necesitan de Él.

A continuación daba comienzo la marcha con destino a Puente Genil con la entrega de unas estolas de la VII Marcha Misionera a los sacerdotes que nos acompañaban para que los jóvenes que quisieran a lo largo del recorrido se pudieran acercar y recibir el sacramento del perdón.

Una vez llegados al Colegio de la Compañía de María en Puente Genil su director, D. Antonio Guerra, y el alcalde D. Esteban Morales nos daban la bienvenida. En este colegio pudimos almorzar y descansar un rato para posteriormente dar paso a la formación de grupos que con la ayuda de los seminaristas y formadores del Seminario San Pelagio maduraron la catequesis que D. Adolfo Ariza, delegado de catequesis, había preparado con el tema “Perdonar de verdad”.

Finalizada la catequesis, la Marcha Misionera se dirige hasta la parroquia de Nuestro Padre Jesús Nazareno. A la llegada su párroco, D. Juan Ropero, nos acoge y da la bienvenida.

A los pies de este Santuario junto a unas andas con la imagen de Santa Josefina Bakhita, D. Antonio Prieto, rector del Seminario Mayor San Pelagio, es ahora el encargado de darnos a conocer y reflexionar sobre la vida de esta santa.

En procesión partíamos, tras conocer la vida de Santa Josefina Bakhita hacia la Parroquia de San José. Su párroco, D. José Antonio Gallego,  recibe a todos los caminantes de esta jornada misionera y a la santa que es llevada a hombros por los jóvenes.

El coro compuesto por las cinco parroquias de Puente Genil nos recibe y participa con sus cantos en la Eucaristía que preside el Sr. Obispo, D. Demetrio Fernández junto a los sacerdotes de Puente Genil, algunos de los que nos han acompañado durante toda la Marcha misionera y el delegado de misiones, D. Antonio Evans.

La Delegación de Misiones agradece el esfuerzo realizado por las parroquias de Puente Genil y sus voluntarios con Manuel Moreno de responsable, el Colegio de la Compañía de María y la colaboración de las autoridades locales y fuerzas de seguridad y protección que han hecho posible la realización de la VII Marcha Misionera Diocesana.

9 de abril de 2018

XV Encuentro Misionero de Jóvenes de OMP

Un grupo de jóvenes de la Delegación Diocesana de Misiones de Córdoba han participado en el XV Encuentro Misionero de Jóvenes de OMP que ha tenido lugar entre los días 6 al 8 de abril en El Escorial con el lema “Dios está aquí y yo no lo sabía”.

A continuación os mostramos un resumen que el padre javeriano Rolando Ruiz Durán nos ha hecho llegar sobre este encuentro:

Un año más, muchos jóvenes con ilusiones y sueños de la misión se han dado cita en El Escorial donde tuvo lugar el XV Encuentro Misionero de Jóvenes. El tema ha dado la tesitura a todo el encuentro: “Dios está aquí y yo no lo sabía” (Gn 28,16). Este año han sido 150 jóvenes de 31 diócesis de toda la geografía española, y además con algunas incorporaciones de algunas que aún no había estado presentes en pasados encuentros.
Entusiasmo, búsqueda, docilidad y fe, mucha fe, han estado presentes en los corazones de tantos jóvenes. La velada musical con Unai Quirós ha permitido con su disco, bendita rutina, dar el tono de harmonía y oración, ya se dejaba ver que Dios se estaba insinuando presente de manera más o menos consciente en muchos de nosotros.

La mañana, después de un buen descanso, las ilusiones se ponían a vibrar nuevamente. Don Francisco Pérez, presidente de la comisión de misiones presidiendo la oración de la mañana entusiasmó invitando a la salida de uno mismo y en la confianza. Han seguido cuatro dinámicas, la primera para romper hielo con sus presentaciones y en grupos; las otras tres dentro de una secuencia “in crescendo” iban marcando los tiempos más personales de cada uno, compartidos y revividos; buscando estrellas que nos han guiado en nuestras vidas y que de alguna manera habían tocado nuestros seres para darnos cuenta de un presente, el nuestro, en donde todos, de manera tácita, confesábamos que necesitamos de un guía para marcar nuestro caminar y elección. Así, tan sencillamente y entrando en uno mismo delante a los demás, nos situábamos en un ambiente de gran amistad y confianza, dejando detrás de nosotros que nos llevaba a un silencio para escuchar y tomar consciencia de la presencia de Dios.